La actualidad de la Industria de ascensores en Argentina

Miércoles 10 de abril de 2013

El siguiente articulo redactado por Fernando Guillemi, Director de Prensa y Difusión del ITEEA, fue realizado para la revista Elevatori (Italia) que describe la actualidad de la Industria de ascensores en Argentina.

La Industria de ascensores en Argentina está compuesta principalmente por pequeñas y medianas empresas, característica que fue desarrollada más que en otras latitudes. Esto es debido a que la ciudad de Buenos Aires, con su estilo europeo, ha necesitado de este transporte desde principios de siglo, adelantándose así a otras capitales de Latinoamérica, provocando que varias empresas europeas y alguna americana, se instalaran en el país para fabricar y conservar ascensores. Las recurrentes crisis económicas posteriores hicieron que empresas multinacionales desarrollaran operarios y profesionales hábiles para trabajar en el sector, que luego quedaban a la deriva cuando estas empresas cerraban o se trasladaban hacia otros países. Esto provocó que esas personas formadas especialistas en la fabricación y manutención de los equipos instalados, crearan sus pequeñas empresas, creciendo y desarrollando nuevos productos con el correr de los años. Por tal motivo, hoy podemos decir que la Argentina tiene la particularidad de ser el país donde el sector ascensores, en todas sus variantes, tiene una participación mayoritaria (casi 90%) de pequeñas y medianas empresas nacionales. Además, los industriales del ascensor tienen un fuerte potencial exportador hacia países de Latinoamérica y el Caribe, ya que las tipologías de sus edificios y viviendas son muy parecidas a las nuestras, influenciadas por las tendencias marcadas por las colonias.

El ascensor es un elemento intrínsecamente seguro. Buenos Aires tiene la distintiva característica de tener una gran cantidad de ascensores instalados que datan desde antes de mediados del siglo pasado, los cuales deben ser conservados especialmente para que su funcionamiento sea acorde a la normativa técnica y de habilitación vigente. Por tal motivo, el sector se caracteriza por una activa participación en el Subcomité de Seguridad en Ascensores del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), para el desarrollo e implementación de normas locales y regionales. Asimismo, en el año 2012 se inauguró el primer Laboratorio de Ensayos para el Transporte Vertical (LETV), en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial, en el marco del Ministerio de Industria de la Nación, gracias al esfuerzo mancomunado de empresarios, universidades y el mismo Estado. En dicho laboratorio, los industriales del ascensor ya se encuentran realizando ensayos de todos los componentes de seguridad prescriptos en la normativa técnica, con miras a su certificación. Paralelamente las asociaciones gremiales-empresariales están impulsando una ley provincial para el Transporte Vertical y estudiando la implementación de resoluciones nacionales para la certificación de los elementos de seguridad que forman parte del equipamiento de elevación. Además, se realizan capacitaciones a inspectores de distintos municipios y personal técnico de las empresas. Todo esto lo hacemos trabajando desde las cámaras del sector y especialmente desde el ITEEA, convocando a Talleres, Foros, Congresos, Cursos y apoyo a las empresas para su actualización tecnológica a los fines de que la Industria Argentina del Ascensor se mantenga organizada y actualizada.

Latinoamérica y el Caribe es un mercado de 525 millones de habitantes. En ascensores hoy se traduce a 30.000 instalaciones nuevas al año y con una proyección de gran crecimiento ya que existe un importante déficit de vivienda en casi toda la región. Las ciudades seguirán en la concepción actual, donde no se expandirán en territorio, sino más bien serán concentradas y densas, debido a dos motivos fundamentales. El primero, la gran necesidad de liberar espacios para los cultivos, y, segundo, un mayor aprovechamiento de la energía.

En la Argentina se instalan aproximadamente 4.500 ascensores por año[1]. Son más de 1500 empresas metalúrgicas que trabajan de forma directa e indirecta en la industria del ascensor, creando tecnología y valor agregado. De esta manera el sector continúa creciendo y creando mano de obra altamente calificada diversificada como consecuencia de la cantidad de disciplinas técnicas de la ingeniería,  que intervienen tanto en la fabricación como en la instalación y conservación de ascensores.

Actualmente existen aproximadamente 220.000 instalaciones en todo el país, donde se aprecia claramente una gran concentración de equipos en la Ciudad de Buenos Aires (140.000 equipos), secundado por 24 partidos de GBA (34.000 equipos) y el interior de la provincia (22.000 equipos) donde se destacan 4 regiones importantes como son: Mar del Plata (7.500 equipos), Partido de la Costa (7.000),  La Plata (4500) y Bahía Blanca (1800).

En conjunto, la Ciudad Autónoma y la Provincia de Buenos Aires poseen cerca del 85% de las instalaciones de ascensores de todo el territorio argentino. A nivel provincial las regiones que más se destacan son; Córdoba (8500 equipos), Rosario (6000 equipos), Mendoza (2750 equipos), Tucumán (1750 equipos). El sector representa el 20% del empleo del sector de Bienes de Capital.

Fernando Guillemi

Dirección de Prensa y Difusión

ITEEA – Instituto Tecnológico para el Estudio y Enseñanza del Ascensor

Buenos Aires, Argentina.

Febrero 2013


[1] Datos correspondientes al 2011.